alt 

Montañeros, la salida que hicimos el fin de semana pasado al Parque Natural de Saja Besaya nos hizo recordar unos cuántos detalles a tener en cuenta con el cambio de las estaciones. Ya en otoño, y con un pie en el invierno, conviene recordar que los días son más cortos, hace más frío y las laderas están más resbaladizas. Hay que prevenir por nuestra seguridad y recodar, por ejemplo:

1.- Llevar en la mochila manta de supervivencia, frontal, móvil con bateria, brújula, mapa...

2.- Informarse de la previsión del tiempo

3.- Precaución con la nieve y el hielo pues, bajo nuestro peso, se convierten en peligrosas trampas

4.- Acortar la duración de las actividades pues hay menos horas de luz

5.- Aumenta la humedad ambiente y la roca y laderas son más deslizantes

¡Buen otoño y mejores actividades!